Nick Chester: De vuelta a la pista

Se acerca el final del verano y el equipo se reencuentra con su terreno de juego preferido, la pista, en el circuito de Spa-Francorchamps. Nick Chester, director técnico de chasis, nos presenta los desafíos del legendario circuito automovilístico situado en el corazón las Ardenas belgas.

¿Cuáles son las características principales de Spa-Francorchamps?
Spa es un circuito muy interesante, el circuito de motor típico. Siempre lo ha sido, pero lo es aún más desde hace unos años, con curvas como la Raidillon y la Pouhon, que se toman a pleno rendimiento o casi. Los pilotos van a fondo durante unos veinte segundos entre La Source y Les Combes. El cielo también puede desempeñar un papel importante y podemos esperarnos de todo: desde un tiempo cálido y seco hasta fuertes lluvias. Si se da bien la subida, hay oportunidades de adelantamiento en Les Combes, al final de la recta de Kemmel, así como en el momento de llegar a la chicane Bus-stop.
 
¿Hasta qué punto es delicado encontrar el equilibrio justo entre velocidad máxima y apoyos?
Puede resultar difícil por los reglajes. Queremos quitar arrastre en las largas rectas, pero hace falta un poco más desde la cima de la colina hasta la bajada. Es difícil de definir porque nos acercamos a niveles de apoyo medios. Analizaremos los datos para tomar la decisión correcta sobre el alerón trasero. Queremos ser bastante rápidos en recta. Dado que intentamos regular el monoplaza para que consiga el mejor tiempo posible a la vez que nos enfrentamos a otros coches más veloces en recta, tenemos que quitar más apoyo del que nos gustaría. Sopesaremos todo esto para conseguir una base sólida antes de ver lo que harán los demás.
 
¿Esperamos sorpresas meteorológicas?
Normalmente no vamos a un circuito esperando que la pista esté mojada, pero Hungría nos ha demostrado que el coche rinde cuando llueve. No nos preocupa si ocurre. Nico y Carlos tienen buen rendimiento en estas condiciones y nuestro monoplaza funciona bien sobre mojado, por lo que no sería un problema.
 
¿Cómo se siente el equipo a la hora de abordar esta segunda parte de la temporada?
Volvemos con fuerza de las vacaciones de verano. Todo el mundo ha vivido una primera mitad de año bastante difícil y se encuentra mejor tras el parón. Estamos inmersos en un combate extremadamente reñido en el pelotón. Tenemos que mejorar el rendimiento del coche para que todo vaya bien hasta final de año, pero nuestro objetivo es conservar la cuarta posición. Nos hemos empeñado a fondo y tenemos mucho trabajo por hacer. Podemos hacerlo; contamos con dieciséis puntos de ventaja, pero en una sola carrera se puede borrar todo, como ocurrió en Austria.

¿Qué hay que hacer para mantener el control?
Tenemos dos buenos pilotos, funcionamos bien y, aunque el ritmo de nuestro monoplaza no es exactamente el que queremos en este momento, trabajamos duro para mejorarlo. El objetivo es calificarnos por delante de nuestros competidores. Esto facilita la tarea, pero si no lo conseguimos y estamos cerca, tenemos tendencia a hacer buenas carreras. Por lo tanto, tenemos que encontrar nuestro ritmo óptimo, pero mientras estemos cerca, estamos convencidos de que podemos adelantar a nuestros rivales.

¿Qué tenemos en la recámara para Spa?
Tendremos un nuevo fondo plano y pequeños elementos de carrocería que se conectan. Tendremos más novedades más adelante y evaluaremos las evoluciones a medida que vayan llegando.

Compartir